Aceite facial

Mostrando todos los resultados (2)

  • Aceite Facial Ecológico de Granada

    Aceite Facial Ecológico de Granada

    28,50 IVA incluido
    Añadir al carrito
  • Contorno de Ojos Ecológico de Higo Chumbo y Granada

    32,50 IVA incluido
    Añadir al carrito

El uso de aceite facial ecológico para el cuidado del cutis

La incorporación de aceites vegetales en nuestro cuidado facial diario nos va a ayudar a mantener nuestra piel en unas condiciones óptimas de salud. Esto es debido a que la aplicación de un aceite facial evita la deshidratación y favorece la penetración de los cosméticos utilizados posteriormente. Además, si estos aceites son ecológicos certificados los beneficios aportados a nuestra piel se multiplican considerablemente ya que tanto el cultivo de las semillas y frutos de los que se obtiene como los métodos de extracción son totalmente inocuos y mantienen intactas todas sus propiedades. Por esta razón todos nuestros aceites son 100% ecológicos y están certificados por bio.inspecta y BioVidaSana en la máxima categoría de la norma (Categoría I: Ecológico).

Los aceites naturales son una alternativa real y más saludable al uso de aceites minerales, parafinas y derivados de petróleo tan utilizados en cosmética convencional. Por el contrario, en cosmética ecológica los aceites empleados conservan intactas sus propiedades dermatológicas, estos aceites debido a su naturaleza están compuestos por un elevado porcentaje de ácidos grasos mono y poliinsaturados, vitaminas y proteínas que resultan esenciales para mantener nuestro rostro cuidado. Los aceites ecológicos aportan una elevada hidratación y son fácilmente absorbidos por la piel, dándole elasticidad, nutrición una suavidad natural que resulta un excelente cuidado para nuestra dermis facial, son de fácil absorción y no dejan sensación grasa en el rostro.

Uso y beneficios del aceite facial

Con la aplicación de un aceite facial se crea una capa impermeable en la piel que la protege y evita que se evapore su humedad, reduciendo considerablemente la deshidratación de la piel. Además los aceites faciales tienen propiedades cicatrizantes, favorecen la regeneración del colágeno y mantienen un tono uniforme del cutis, tienen propiedades antibacterianas y nutren en profundidad la piel, proporcionan efectos antiinflamatorios, reducen los efectos antienvejecimiento, ayudan a neutralizar los radicales libres y previenen la formación de arrugas.

Al mismo tiempo, te recomendamos utilizar un aceite corporal especial para la piel del resto del cuerpo.

¡Incluye un aceite facial en tu rutina diaria y verás cómo mejora el aspecto de tu piel con tan solo unas aplicaciones!

Mostrando todos los resultados (2)