¡Envíos gratis! Tal cual, rápidos y gratis

Qué es un sérum facial y para qué sirve

Importancia del sérum facial

El sérum facial es un cosmético muy importante en toda rutina de cuidado del rostro.  A diferencia de las cremas, el sérum tiene unos efectos más profundos en nuestra piel.

El sérum facial  contiene una elevada concentración de principios activos en su composición. Además, su textura es más ligera que una crema por lo que su penetración en la piel es más fácil, de esta forma se consigue aportar un extra a nuestra piel notando sus resultados en muy poco tiempo.

Para qué sirve un sérum facial

La incorporación de un sérum facial en tu rutina diaria tiene bastantes beneficios para tu rostro. Los más importantes es que aporta una alta hidratación, ayuda a regenerar la piel, rellena arrugas, reafirma la piel y mejora su elasticidad.

Según las necesidades de cada tipo de piel, podemos elegir para nuestro cuidado sérums faciales con ácido hialurónico, para pieles maduras o, por el contrario, un serúm que ayude a regular la grasa facial y reducir brillos, entre otros; cada uno de ellos cumple una función específica en función de cada tipo de piel.

Por qué incluir un sérum en tu rutina de cuidado facial

Los sérums faciales son un complemento perfecto para mejorar el cuidado de tu piel. Dependiendo de su composición pueden reducir la aparición de arrugas, mejorar el tono, nutrir o eliminar brillos, regular la grasa facial, aportar un extra de hidratación, etc.

La clave está en elegir un sérum facial cuya composición se adapte perfectamente a tu tipo de piel y necesidades que puedas tener en cada momento.

Cómo utilizar correctamente un sérum facial

Al tener una textura fluida, los sérums faciales se absorben con mucha facilidad y tan solo es necesaria una pequeña cantidad para cubrir todo el rostro.

Pero, antes de nada, debes seguir estos pasos:

1. Desmaquíllate:  si utilizas maquillaje, lo primero que debes hacer es retirarlo utilizando un producto adecuado para tu piel. Este paso es importante, debes asegurarte de que tu piel esté limpia y no queden poros obstruidos.

2. Limpia tu piel: la limpieza facial es imprescindible en cualquier rutina de cuidado facial que se preste. Una buena limpieza te va a ayudar a eliminar cualquier tipo de suciedad que hayas podido acumular durante el día. Utiliza un agua micelar respetuosa con tu piel y compuesta por ingredientes naturales.

3. Exfolia el rostro: la exfoliación es recomendable una o dos veces por semana. Utiliza exfoliantes suaves y adecuados a tu tipo de piel.

4. Aplica el sérum: ahora que tu piel está preparada, es el momento de aplicar el sérum. Es recomendable que la piel del rostro esté ligeramente humedecida, para ello puedes utilizar una bruma facial. Pon sobre tu rostro una cantidad adecuada del sérum y repártela ejerciendo un suave masaje hasta su total absorción. Se recomienda utilizarlo en tu rutina por la noche pero, si lo consideras adecuado, también puedes introducirlo en tu rutina de mañana.

Qué tipo de sérum elegir

El sérum facial ácido hialurónico 2%  es un maravilloso hidratante que rellena líneas de expresión y arrugas. Si tu piel es madura y seca puedes aplicar dos o tres pulsaciones del sérum facial ecológico de granada y repartirlo sobre la piel del rostro para mejorar su elasticidad y nutrición. Aplícalo siempre antes de la crema.

Si necesitas unificar el tono y reducir pequeñas marcas en el rostro el sérum facial enzimático proporcionan una exfoliación muy suave y una hidratación extraordinaria y un efecto peeling suave sin irritar. Notaras como tu piel estará más uniforme, rejuvenecida, elástica y revitalizada.

El sérum facial de uva contribuye a regular las pieles con el exceso de sebo, favorece la desinfección y es muy eficaz en rostros con acné. Su formulación contiene numerosos antioxidantes que actúan contra los radicales libres por lo que es muy beneficiosos para prevenir el envejecimiento prematuro. El ácido hialurónico mejorada considerablemente su hidratación a la vez que rellena y reduce las arrugas profundas.

Cosmética ecológica específica para el cuidado de tu piel

Sea cual sea tu tipo de piel, nuestra propuesta es utilizar solo cosméticos ecológicos especialmente formulados para cada tipo de piel. Para ello, hemos creado una amplia gama de productos que dan respuesta a las diferentes necesidades y que sin duda, le van proporcionar a tu piel todo lo necesario para un perfecto cuidado, limpieza, hidratación o nutrición de una manera totalmente natural. De esta forma, libraras a tu piel de compuestos quimicos sintéticos que a la larga pueden resultar perjudiciales para nuestro organismo.

Por el contrario, nuestra cosmética está formulada con ingredientes ecológicos. Los principios activos vegetales son fácilmente asimilables por la piel y perfectamente compatibles con la misma. Además, son cosméticos elaborados sin alcohol, perfumes sintéticos, siliconas, derivados del petróleo, etc.

¡Empieza a cuidarte de forma natural, sana y saludable con nuestra cosmética ecológica y disfruta de lo mejor de la naturaleza en tu piel!

Únete a nuestra lista de correo y recibe un regalo de bienvenida 🤞 ¡15% de descuento!

Al suscribirte aceptas los términos y condiciones

Realiza nuestro cuestionario sobre tu piel y
te diremos cuál es la mejor forma de cuidarla con
alta cosmética ecológica.

Hidrata, nutre y regenera tu piel de la forma más natural posible.

×